Porque los hombres nunca escuchan a las mujeres

¡Nunca me escuchas! ¡Siempre me ignoras! Éstos ya no serán los reclamos más comunes que las mujeres le hagan a sus parejas.

La ciencia ha salido en defensa de los varones y ha puesto las cosas en claro: es falso que el hombre tenga por hábito negar su atención cuando escucha una voz femenina.

Ellos tardan en decodificar la voz de la mujer, porque la oyen con muchos sonidos y esta complejidad es demasiado para su cerebro. Sus vías de entendimiento se saturan con ese sonido y, por este simple hecho, no procesan la información como la mujer lo desea.

“Una de las mayores molestias femeninas es que los varones no ponen atención a lo que ellas les cuentan, pero no es que se hagan los locos o que sean distraídos; el punto es que científicamente se ha comprobado que el cerebro masculino tarda en decodificar la voz femenina”, explicó Georgina Montemayor, especialista en estudios del aprendizaje y el cerebro del Departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina de la UNAM.

De acuerdo con una investigación realizada a finales del año pasado en Estados Unidos para detectar qué escuchaban los esquizofrénicos, entre los resultados se encontró que el hombre decodificaba de manera más lenta a la voz femenina que a la masculina.

Hombres y mujeres que participaron en el experimento fueron sometidos a resonancias magnéticas para ver qué zonas se activaban cuando escuchaban registros de voces femeninas y masculinas, y fue así como se detectó que el cerebro del hombre tarda en entender los sonidos femeninos.

Con base en estos resultados, ahora se sabe que no es que ellos no quieran poner atención a las mujeres, sino que tardan en descifrar sus sonidos.

Cuando los varones escuchan una voz femenina, pasa por su oído y luego la procesan en el hemisferio derecho, donde se procesa la música. “Su lado derecho va decodificando la voz femenina como si fuera una partitura musical, entonces para cuando la mujer termina la frase, el hombre apenas está descifrando el inicio”, indicó la doctora Montemayor.
Aunado a esto, detalló la especialista de la UNAM, la mujer habla en forma
¿Su marido no la escucha? ¿Tu novio te ignora? No los culpen, se trata de una falla neurológica masculina

¡Nunca me escuchas! ¡Siempre me das el avión! Éstos ya no serán los reclamos más comunes que las mujeres le hagan a sus parejas.

La ciencia ha salido en defensa de los varones y ha puesto las cosas en claro: es falso que el hombre tenga por hábito negar su atención cuando escucha una voz femenina.

Ellos tardan en decodificar la voz de la mujer, porque la oyen con muchos sonidos y esta complejidad es demasiado para su cerebro. Sus vías de entendimiento se saturan con ese sonido y, por este simple hecho, no procesan la información como la mujer lo desea.

“Una de las mayores molestias femeninas es que los varones no ponen atención a lo que ellas les cuentan, pero no es que se hagan los locos o que sean distraídos; el punto es que científicamente se ha comprobado que el cerebro masculino tarda en decodificar la voz femenina”, explicó Georgina Montemayor, especialista en estudios del aprendizaje y el cerebro del Departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina de la UNAM.

De acuerdo con una investigación realizada a finales del año pasado en Estados Unidos para detectar qué escuchaban los esquizofrénicos, entre los resultados se encontró que el hombre decodificaba de manera más lenta a la voz femenina que a la masculina.

Hombres y mujeres que participaron en el experimento fueron sometidos a resonancias magnéticas para ver qué zonas se activaban cuando escuchaban registros de voces femeninas y masculinas, y fue así como se detectó que el cerebro del hombre tarda en entender los sonidos femeninos.

Con base en estos resultados, ahora se sabe que no es que ellos no quieran poner atención a las mujeres, sino que tardan en descifrar sus sonidos.

Cuando los varones escuchan una voz femenina, pasa por su oído y luego la procesan en el hemisferio derecho, donde se procesa la música. “Su lado derecho va decodificando la voz femenina como si fuera una partitura musical, entonces para cuando la mujer termina la frase, el hombre apenas está descifrando el inicio”, indicó la doctora Montemayor.

Aunado a esto, detalló la especialista de la UNAM, la mujer habla en forma circular o de espiral, y el hombre no es capaz de seguir su ritmo, por lo cual se pierde en la conversación.

“La mujer dice: Vi a Margarita, sí Margarita, la esposa de Pepe, el primo de Juan, Juan el que era abogado ¿Si te acuerdas? Bueno, pues hoy me la encontré”. Esta manera de hablar, comentó la doctora, es circular y es precisamente una conversación así la que confunde a los hombres.

En cambio, entre las mujeres sí puede haber una conversación espiral o hablar entre paréntesis, porque la comunicación que hay entre sus dos hemisferios del cerebro le permiten hacer o entender varias cosas al mismo tiempo.

El estudio también descubrió que cuando un hombre escucha la voz de otro varón, en poco tiempo cree que se escucha a sí mismo, porque se activan las zonas de la memoria episódica, donde se guardan los acontecimientos de la vida personal.

La doctora Montemayor aclaró que puede haber hombres que no se ajusten a este descubrimiento, porque siempre hay variaciones. No obstante, es un modelo científico que permite explicar y entender conductas humanas.

¿Me estás oyendo?

Los hombres sólo ponen atención cuando cortejan a la mujer o cuando quieren obtener algo, pero una vez que logran el objetivo dejan de escuchar. Por ello, la investigadora de la UNAM señaló que si las mujeres quieren conservar la atención de los hombres deben: Dar instrucciones precisas cuando hablen con sus parejas. Evitar divagar. No hablar en el juego espiral o circular porque el interlocutor se pierde. Usar un tono de voz más grave, como en forma seductora, eso atrae al varón. Decir frases cortas, porque la plática larga tiende a perder la atención del escucha.

Venus llamando a Marte

Son pequeñas las diferencias entre los cerebros de los hombres y las mujeres, pero que nos ayudan a comprender la conducta de ambos en el contexto de pareja.

La mujer puede hacer varias cosas al mismo tiempo. Una fémina puede atender el teléfono, lavar, cocinar y revisar las tareas de los hijos, porque los dos hemisferios están mejor conectados que en los hombres.

El hombre tiene una lateralización y su atención está dirigida a una sola tarea. Cuando lee el periódico, por ejemplo, sólo puede hacer eso y no es que no quiera poner atención, está concentrados en una sola cosa. No obstante, esto le permite un alcance mayor de concentración que las mujeres, por lo cual se desarrollan mejor en áreas duras como la física y las matemáticas.

Chiquito, pero picoso

Las neuronas del cerebro femenino son las mismas que las de los hombres, pero al ser más pequeño estas neuronas se comunican mas fácil y por ello las mujeres tienen buena memoria y pueden evocar las cosas con mayor rapidez.

Güiri-Güiri

Las mujeres, al tener bien comunicados los dos hemisferios, tienen un mayor dominio del lenguaje, porque las dos zonas están activas. En cambio, en el hombre sólo se activa su lado izquierdo del lenguaje y, por ello, tienen mayor dificultad que la mujer para expresarse. Por eso dicen que las mujeres hablan más y que el hombre no dice nada. En la zona del cerebro femenino que está atrás de la frente, denominada corteza prefrontal, hay más neuronas que en esa misma zona del cerebro masculino. Aquí es donde se toman las decisiones y, por ello, la mujer tarda más en tomarlas, pero una vez que lo hace tiene mayor control de decisión que los varones.

Despreocupados

Aparentemente el hombre se preocupa menos que la mujer, pero lo que ocurre es que una estructura del cerebro llamada cíngulo está más desarrollada en las mujeres y eso ocasiona que se preocupe más por todo.
¿Su marido no la escucha? ¿Tu novio te ignora? No los culpen, se trata de una falla neurológica masculina

Fuente: exonline

Anuncios

Un pensamiento en “Porque los hombres nunca escuchan a las mujeres

  1. Anonymous dice:

    Dra Montemayor exelente articulo, como siempre, una pesona muy inquieta en el aspecto cientifico, es muy grato ver este tipo de trabajos por gentes tan talentosas y brillantesSaludosDr. Gabriel R. López Vázquez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: